Los camioneros se han convertido con el tiempo en los verdaderos enemigos de cualquier conductor que haya en la carretera, la verdad es que junto a los tractores podemos decir que nadie quiere encontrarse con ellos. Seguro que en estos momentos estás pensando en aquel tractor que te iba haciendo la puñeta el otro día, la verdad es que cuando llevas prisa y te encuentras en una carretera secundaria de doble sentido y sin posibilidad de adelantar te acuerdas del señor del tractor incluso de su familia, pero en realidad sin culpa para él ya que es a la velocidad que debe circular. Siempre pensamos en ellos y vemos a vehículos con los que no nos queremos encontrar, los camiones a pesar de ir a su velocidad parecen ser los dueños de la carretera, como son los que más tiempo pasan en ella piensa que pueden hacer y deshacer a su antojo y la verdad es que más de algún conductor se ha llegado a ofender y a tener altercados en mitad de la carretera.

Yo la verdad es que lo sé de primera mano porque mi padre ha sido camionero toda su vida, y nos contaba todo esto, recuerdo que las noches en las que podía venir a cenar nos decía que siempre había algún camionero que tenía algún problema con otros coches, siempre salían a pitazos, es por eso que yo nunca me quedo cuando hay un camión cerca siempre que adelanto lo hago de manera que me quede lo más deparado posible y es que mi padre nos decía al conducir nunca os quedéis pegado al camión si adelantáis es porque os queréis quitar del medio no estorbarle a él y es lo que hago cada vez que me toca viajar. La verdad es que los demás conductores no nos ponemos en su piel, no nos damos cuenta en las horas que llevan conduciendo y que a pesar de que paran a descansar deben volver a lo mismo una y otra vez sin desconectar en un buen rato, por ello es importante entenderlos y ver que quizás no llevan un buen día o van preocupados por alguna posible avería, o van en busca de encontrar desguaces zamora para reponer alguna pieza. En cualquier caso, lo que todos debemos aprender independientemente del coche que llevemos es a respetar y a ser sobre todo un poco más pacientes.