Sabemos que Audi es una de las marcas alemanas de automóviles con mayor prestigio alrededor del mundo. Así mismo, seguramente ya tienes presente que importar coches alemanes puede ser un gran negocio y una gran oportunidad de lucir un auto nuevo. Si estás interesado en ello, a continuación te dejamos algunos consejos para comprar un Audi en Alemania que no debes de pasar por alto:

Busca con el corazón, pero compre con la razón

Esta sugerencia es un poco subjetiva, pero mal no hace. A todos nos gustan determinados vehículos, o por ser muy bonitos, o por haber cierta mística.

Sin embargo, si buscas un Audi para el día a día y no tienes tiempo ni dinero para pasar la mitad de su vida en el taller, es mejor optar por un vehículo con un mantenimiento económico y sin antecedentes de problemas.

Siempre piensa la compra de determinados vehículos en detrimento de otras, siempre teniendo en cuenta su interés, ubicación vs eficiencia de importación, entre otros factores que pueden ser relevantes para ti.

Documentación

Los documentos necesarios, que debes traer de Alemania, son la factura de compra o declaración de venta, según se trate de un vendedor empresa o particular, el cuaderno y el registro de la propiedad, el certificado de conformidad europeo, el documento de carga de la compañía ,el CMR, o el certificado de la matrícula de tránsito y la carta verde. Ya en España, es indispensable la prueba de la inspección, vulgarmente denominada “de tipo B”, realizada en centros de inspección específicos, y la cumplimentación del modelo 22.

Según el país los documentos del vehículo pueden variar. En algunos países como Francia e Inglaterra sólo existe 1 documento del vehículo, mientras que en la gran mayoría, hay 2, como Italia, Alemania y España.

Consejo: Ten cuidado de los documentos. En España un mero certificado puede alcanzar precios verdaderamente absurdos.

Impuestos y seguro

El impuesto automóvil varía según el tipo de vehículo así como la cilindrada y el número de años del coche, entre otros criterios importantes, como el co2. Un año más, puede significar 1000 Euros menos de diferencia en el impuesto por lo que a veces puede tener más sentido (en función de una serie de otros factores) llevar un coche con un año más y pagar menos de este valor.

Otras veces el co2 puede ser muy inferior debido a los cambios de un modelo con 2 o 3 años de existencia, lo que significa que puede pagar más por un coche más reciente, pero pagar mucho menos de impuesto automóvil, por un coche aún más reciente.

Además del impuesto del vehículo, es preciso tener en cuenta el IVA que puede ser cargado a su llegada a España, en ciertos vehículos con menos de 6 meses desde la primera matriculación o menos de 6000 Km.

Consejo: Antes de decidir calcular con exactitud los impuestos que tendrás que pagar, toma en cuenta el valor de la póliza de seguro, la cual varía también con la cilindrada y los años del vehículo, además de factores personales.

Garantías

La ley de la unión Europea dice que los coches usados, adquiridos a un comerciante de automóviles, en el espacio europeo, tienen por lo menos un año de garantía, si así se aloja acordado entre comprador y vendedor.

Sin embargo, los comerciantes que exportan vehículos, rara vez dan garantía a los mismos.

Esto porque en Alemania los comerciantes en general no dan ellos mismos la garantía ya que rara vez tienen talleres propios, o cuando las tienen pura y simplemente prefieren contratar a un contrato de garantía con una compañía de seguros especializada en tales garantías.

Así, lo que hacen es añadir al precio de venta el valor que esta compañía cobra por el seguro-garantía. Sin embargo, la mayoría de estas empresas tiene una cláusula que dice que el seguro-garantía sólo es válido en el país donde es contratado. Por lo que si el vehículo tiene un problema en España, tendrás problemas para activar la garantía.

Consejo: Una de las opciones es comprar el vehículo en un concesionario de la marca. En este caso bastará con acudir a un concesionario de la marca en España, y, por regla general, será más fácil resolver cualquier cuestión. Sin embargo, hoy en día incluso los concesionarios tienen muchas restricciones y subterfugios por lo que es conveniente que la garantía quede clara en el momento de la contratación.

 

A día de hoy son muchas las personas las que se preguntan cuándo dar de baja el coche. Y es que, lo queramos o no, y a pesar de que se trata solamente de un objeto, son muchos los propietarios los que se aferran a su vehículo. Hay que tener en cuenta que seguramente en su día fuese una gran inversión y por lo tanto quieren rentabilizarla todo lo que pueda. Sin embargo, hay una serie de motivos por los cuales es muy conveniente dar de baja el coche. Unos motivos que vamos a ver en estas líneas junto con los beneficios que puede tener el hacerlo de un determinado modo.

Uno de los motivos, y por cierto uno de los más habituales por los que se quiere dar de baja un coche es por el hecho de que ya no esté en condiciones de utilizarse. Por ejemplo, en el norte de la geografía española, es normal que el coche como consecuencia del frío y de la humedad sufra mucho. En consecuencia dar de baja un coche en asturias sea tan frecuente. Asimismo, cuando nos encontramos en un lugar que está bañado por el mar y en el que la costa es la protagonista, también puede ser que interese dar de baja el coche cuando se noten los efectos de la corrosión.

Dicho esto, también puede darse el caso de que queramos sacar algo de dinero por nuestro viejo coche. Pues bien, este también puede ser un buen ejemplo de baja del vehículo. Eso sí, en este caso nos vamos a encontrar con algunas alternativas que pueden ser más que interesantes de cara a obtener algo más por nuestro coche. Y es que mientas que darlo de baja en un taller o en un desguace puede ser una buena solución ya que ellos se van a encargar de todo lo que tiene que ver con los trámites legales, lo cierto es que si lo llevamos a un concesionario vamos a tener la ventaja de que nos van a poder dar un buen descuento en otro coche como consecuencia de la aplicación de alguno de los planes que tiene el gobierno vigentes en la actualidad.

De este modo, no solo se da de baja el coche de forma lo más cómoda posible sino que también se saca un beneficio por él que de otro modo seguramente no lo podríamos obtener de ninguna de las maneras.