El briefing, esa piedra filosofal en la que se apoya toda campaña publicitaria. Ese estudio desde el que todo estudiante del máster de dirección de arte inicia su campaña publicitaria. En primer lugar hay que conocer, como es natural, el tipo de mercado en el que quiere encasillarse el producto. A continuación, hay que tener vigilados a esos otros productos que pueden rivalizar con el nuestro, conocer su target personal y crean el estudio DAFO adecuado para conocer cuáles son nuestras mejores cualidades desde la que hacernos más fuertes.

Las campañas de publicidad se modifican en base al medio en el que se esté trabajando, ya que los medios audiovisuales tienen un lenguaje que poco (o nada) tiene que ver con la prensa escrita clásica ni mucho menos con todas las opciones que ofrecen el mundo tecnológico. Desde las pestañas sorpresivas hasta la presencia de la marca en aplicaciones móviles. Cada uno de esos elementos atiende a un tipo de estrategias que todo director de arte debe de conocer.

Ese tipo de medios están destinados a un público muy específico en cada uno de ellos debido al uso que se da de los mismos por parte de la sociedad. Si hacemos caso de estos parámetros no habrá opción de error a la hora de encarar una campaña publicitaria.

PLAN DE MEDIOS EN LA COMUNICACIÓN PUBLICITARIA

El plan de medios es una de las herramientas, junto con el briefing, más importantes en el proceso de comunicación de la disciplina publicitaria. Gracias a este documento tanto el director de arte como el redactor de publicidad y todos los demás implicados en la campaña conocen de primera mano qué se está llevando a cabo dentro del departamento. Una comunicación que resulta vital en todas las direcciones.

Para ello, una de las labores a tener en cuenta es la selección de los medios desde los que lanzar el producto, la plataforma de medios. Es muy importante conocer a nuestro producto y nuestros objetivos a conseguir, tener claro si queremos realizar el lanzamiento desde los medios clásicos (como los diarios de prensa y/o marquesinas anunciantes) o basar nuestra fortaleza en la interacción viral en el canal de internet o poner todo nuestro empeño en conseguir que nuestro anuncio aparezca en otros medios alternativos y más selectivos. Con este tipo de selección dejaremos claro a qué niveles se coloca nuestro producto.